20/12/12

hoy sin nombre

hoy sin nombre
mañana la autopista

cambio y fuera

http://lautopista.blogspot.com/

19/12/12

3

Llevaba ya días, meses, años aferrado a una idea que iba mucho más allá de un ser en específico. Esto era ya una especie de telaraña mental donde él mismo se había condenado. Uno de esos placeres inexplicables de la vida como llorar desconsoladamente o reir después de un orgasmo multidimensional.

Cristo carga su cruz y sangra sus heridas, lo disfruta. Más allá del dolor corpóreo, quiere ir más allá para desahogar el gran conflicto en su ser.

"Oh Magdalena,
la pureza del alma la has confundido con la explotación de tu sexo,
y,
la pureza del sexo la has confundido con la explotación de tu alma."

No hay nada más que decir. He muerto por el perdón de nuestros pecados.
Resucitaré tras 3 días, 3 meses o 3 años. El tiempo no importa, ya me has olvidado para entonces y yo ya no estoy clavado a una cruz. 

8/10/12

estepa

"Así sucedió, que a eso de la una me escabullí para marcharme, era una derrota, un retroceso al lobo estepario." -Herman Hesse

Y así, sin más, comprendí. Nada que hacer. Sabes donde encontrarme pero no creo que aparezcas por la estepa en que vivo ahora; te repugna su olor dulce y su aire frío pero a la vez caliente y confortante. El miedo a 'volver atrás' pero aún así no avanzar a ningún lado.

Me alejé entre la niebla; mi piel ya está cubierta por un pelaje gris y mi cola crece cada día más. Algún día saldrá el sol.  

30/9/12

la luna es una bola de cristal

quizá por eso ando quebrando botellas

27/9/12

luna llena


Ya casi es luna llena, llueve mucho y hay truenos. Parece que fuera a caerse el cielo. Espero el sol tras la tormenta y que la luna ilumine la oscuridad que nos rodea para vernos a los ojos y vibrar a la frecuencia que nos eriza la piel y nos une más allá de lo corpóreo. La frecuencia Única. Esa que se trae abajo a la incertidumbre, a los temores, a los celos, a los remordimientos y hasta a los más horribles insultos que sonaron al viento.
La luna brilla y yo ofrezco mi vida y mi ser por su fuerza magnética y su luz mágica e hipnotizante.
Solo queda esperar.

15/8/12

Y así seguía en su rutina; sin espacio para la angustia o la sorpresa; sumergido y atrapado en arenas de conformismo.
Lo único que debía hacer era precisamente "hacer", y por lo tanto ser.
¿Para qué tanto pensar?
Una libreta sin renglones y un lapicero con poca tinta eran suficientes para escapar de los minutos y las hora de nada...
Escritos delirantes, entre la prosa y la poesía. En la negación de la escritura y su dependencia.
Me haces falta.

29/4/12

Tiki (un cuento para niños)



Tiki nunca fue el mejor estudiante. Sus compañeros  sapitos conocían ya el placer de ver sus nombres en la pizarra junto a sus sobresalientes notas. Conocían ya los elogios del maestro sapo cuando obtenían la mejor nota del salón. A Tiki esto no lo desvelaba en lo más mínimo. A pesar de ser uno de los sapitos más inquietos en el aula, siempre estaba atento a su alrededo y al maestro en caso de alguna pregunta sorpresa. Tiki era envidiado por muchos compañeros pues a pesar de ser un despistado, siempre encontraba la forma de salir triunfante.

Llegaron las vacaciones, sin embargo los sapitos debían prepararse para su examen final dentro de dos semanas.

-Vamos al lago a cazar moscas y saltar en los líquenes!

-No puedo, tengo que estudiar.

Esta fue la respuesta que obtuvo Tiki de todos sus compañeros cuando se disponía a disfrutar de las tardes soleadas y los ratos de libertad escolar. Tiki nunca entendió cuál era el esmero de sus compañeros en ser los primeros. Sería acaso que toda su preparación para obtener un número como resultado de su esfuerzo era acaso comparable con las tardes de verano, disfrutando del sol y demás encantos de la naturaleza.

Pasó el examen que muchos de los sapitos temían, ansiosos; al tener los resultados, la mayoría lloró. Unos al ver sus esfuerzos en vano siendo reprobados pese al estudio; otros frustrados al no ser los primeros y otros arrepintiéndose de sus mal aprovechadas vacaciones. Tiki aprobó el examenn, la materia era fácil pues la habían repasado en clases, nuevamente no estuvo en la pizarra de los sobresalientes pero él sabía que lo era. ¡Qué saben estos sapitos de la vida más allá de lo que dicen los libros! ¡Todos sabían de memoria las partes de las plantes más nunca habían observado una realmente con detenimiento. Tiki sonrió y siguió aprendiendo del gran libro de la vida, mientras que los otros sapitos no aprendieron nada más que lo que el maestro quiso que aprendieran.

nada

Y como no tenía nada que escribir escribía de la nada y no escribía nada

22/12/11

de frente

A través del tiempo fue creciendo ese pequeño monstruo dentro de él, como una pequeña voz que aparecía en momentos claves para disuadirlo y llevarlo a la confusión. Se detuvo frente al camino bajo el sol asfixiante y las ventiscas que le llenaban la boca de tierra. Contempló la inmensidad del paisaje y lo amplio que era todo, mientras su mente seguía aún estrecha. Estrecha de tanto pensar en lo que vendría y lo que había venido. Si tan solo hubiera… nada!

Abrió su mochila y revisó lo que andaba, empezó a sacar todo aquello que no le servía para un carajo: apuntes llenos de remordimientos, planes del futuro y sobre todo una gran carga que le hacía su camino a cada paso más difícil. Amarró sus zapatos y vio hacia el frente. Respiro hondo y emprendió la caminata nuevamente, sin pensar en lo que había recorrido ni lo que vendría; siempre de frente.